Lo Bueno Y Malo de los préstamos personales


Lo Bueno Y Malo de los préstamos personales

23 de marzo de 2020

Tabla de contenidos

Si estás pensando en pedir un préstamo es importante saber cuales son las ventajas y desventajas que la contratación de este producto te proporciona para elegir el que te vaya a resultar más beneficioso y no te lleve a una mala situación financiera.

Hay ocasiones en las que necesitamos dinero para comprar bienes o servicios como un auto, electrónicos, reservar unas vacaciones o una actividad de ocio pero no disponemos del dinero suficiente. Este producto nos da una solución.

El préstamo personal o de consumo es el producto bancario por el que el cliente o prestatario recibe una cantidad de dinero determinada por parte de un banco o entidad (prestamista). A cambio el cliente tendrá la obligación de devolver ese capital además de unos intereses pactados con anterioridad, en pagos periódicos o cuotas.

Ventajas

  • Acceso al dinero de manera fácil y rápida para comprar un producto que quieres y/o necesitas.
  • Poder invertir dinero en formación que te dará como resultado un impulso en tu carrera profesional. Si estás interesado en un curso especializado, un máster o quieras aprender inglés, los préstamos te dan una solución para financiarlo
  • Los préstamos no suelen comprometer ningún bien en particular, siendo el proceso de tramitación más rápido que el de un préstamo hipotecario.
  • Puedes pactar el plazo de devolución, para acomodarlo a tu situación financiera pero tienes que tener en cuenta que cuanto más largo sea más intereses pagarás
  • Es habitual que las entidades ofrezcan mejores condiciones como una bonificación en el tipo de interés cuando se decide contratar además otro tipo de productos. Estas vinculaciones no son obligatorias, por lo que no será necesario si no te compensa hacerlo.

Desventajas

  • Deberás devolver el dinero que te ha sido prestado más la suma de unos intereses en un plazo determinado. Si no dispones de ese dinero, responderás con todos tus bienes, tanto presente como futuros
  • Si pides más de lo que necesitas puedes llegar a entrar en una mala situación económica de gran endeudamiento, por eso es aconsejable que al solicitar este producto no pidas más del dinero que vayas a necesitar para cumplir tu objetivo.  
  • El tipo de interés es más alto que el del préstamo hipotecario, aunque no suele ser muy elevado. Como ya se ha dicho, es recomendable comparar entre distintos  productos para ver cuál se adapta mejor a la situación financiera actual y no tomar una mala decisión
  • Actualmente la oferta de esta serie de productos es muy amplia, por lo que será necesaria la comparación de muchos productos así como de distintas entidades, puede ser difícil la elección del préstamo y dar lugar a una decisión poco acertada
  • Hay que tener en cuenta que estos prestamos tendran comision de apertura y cancelarion, ademas de otras comisiones que pueden aparecer en el contrato.

Escribe una respuesta

Estoy de acuerdo con los Términos del Servicio